Cuando mi hijo mayor se marchó con una beca Erasmus a estudiar fuera, me pidió que le anotara algunas de las recetas que hacíamos en casa y se me ocurrió darle forma a este blog. Es el motivo por el que se lo he dedicado a mis hijos, Carlos y Mar, y a todos los hijos que están fuera de casa; a mi alumnado, para que madure en relación a la competencia en autonomía personal...digital y a todos los que encuentren en él algo interesante.

Sé que muchos de vosotros estáis limitados por el tiempo que podéis dedicar a cocinar, ya sea por estudio o por trabajo. Os animo en vuestra tarea diaria que, seguro, llegará a buen fin.



Blog de María del Carmen López Granados.

JUDIONES DE LA GRANJA



Ingredientes  (8 personas)

  • 1 kg de judiones de La Granja
  • tocino entreverado
  • chorizo
  • morcilla
  • un trozo de jamón serrano
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 cebollas frescas
  • 2 tomates naturales sin piel y en trocitos
  • 5 ajos
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 3 - 4 hojas de laurel
  • aceite de oliva virgen extra que cubra el fondo de la cazuela
  • sal

Preparación

  • Pon los judiones en agua durante 12 horas.
  • Cuece los judiones, en una olla, con una cebolla, el laurel, la morcilla, el chorizo, el tocino y el jamón; el agua debe cubrir todo.
  • Durante la cocción deben estar cubiertas de agua pero no en exceso. Tardarán una hora y media, aproximadamente. Cuando lleven unos 20 minutos, debes sacar las carnes (se puede abrir la morcilla). Si es en la olla rápida, saca la morcilla a los 7 - 8 minutos. El chorizo, el jamón y el tocino pueden seguir. Mira los tiempos para que se terminen de hacer, pueden ser unos 15 minutos más.
  • Mientras, prepara un sofrito con el aceite, los pimientos, la cebolla y los tomates troceados, los ajos y el pimentón (remueve durante unos segundos al final del salteado). Sazona.
  • Pasa el sofrito por la batidora. Añade a este, una cazada de caldo de haber hervido los judiones.
  • Cuando estén tiernos los judiones, incorpora el sofrito anterior, ya batido.
  • Espera a que se enfríen un poco. Mueve la olla, cogida por las asas, con movimientos de vaivén, para que ligue la salsa. No debe quedar muy espesa. (Si los mueves en caliente, posiblemente algunos, perderán la piel).

Nota: están más buenos de un día para otro, así les da tiempo a reposar y a tomar los sabores.

2 comentarios:

  1. Como me gusta esta receta¡¡¡¡¡


    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  2. ...Y a mí tu blog. Gracias.

    ResponderEliminar