Cuando mi hijo mayor se marchó con una beca Erasmus a estudiar fuera, me pidió que le anotara algunas de las recetas que hacíamos en casa y se me ocurrió darle forma a este blog. Es el motivo por el que se lo he dedicado a mis hijos, Carlos y Mar, y a todos los hijos que están fuera de casa; a mi alumnado, para que madure en relación a la competencia en autonomía personal...digital y a todos los que encuentren en él algo interesante.

Sé que muchos de vosotros estáis limitados por el tiempo que podéis dedicar a cocinar, ya sea por estudio o por trabajo. Os animo en vuestra tarea diaria que, seguro, llegará a buen fin.



Blog de María del Carmen López Granados.

LOMITOS DE SALMÓN CON SALSA DE SOJA, LIMÓN Y POPURRÍ DE PIMIENTA


La salsa de soja conocida como sillao en cantonés y como shōyu en japonés, se elabora mediante la fermentación de granos de soja y con trigo tostado partido. En ocasiones se le agrega hongos secos como champiñones.

Ingredientes

  • 4 lomos de salmón cortados en trozos rectangulares sin piel
  • Zumo de 1 limón
  • La misma cantidad de zumo de limón de salsa de soja
  • 1 cucharada de popurrí de pimienta
  • 200 ml de nata líquida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Azúcar

Preparación

  • Dispón los lomos de salmón para marinar con la salsa de soja y el zumo de limón. Dale algunas vueltas de vez en cuando durante un par de horas.
  • Saca el salmón, colócalo en una fuente para horno y pon el jugo de maceración en una cazuela junto con la nata y la pimienta en grano. Reserva hasta la hora de espesar.
  • Esparce un poco de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal por encima del salmón (con esta debes tener cuidado porque la soja ya es salada) y mantén el horno a 180º C durante unos 10 minutos.
  • Transcurrido el tiempo del salmón en el horno, sácalo con cuidado de no quemarte. El jugo que ha soltado, junto con el aceite que tiene, lo agregas a la salsa de nata. Lleva esta salsa a ebullición y espera a que espese. Si ves que está un poco ácida agrega una pizca de azúcar.
  • Sirve el salmón con la salsa por encima.
Nota: Puedes hacer el salmón a la plancha en lugar de hornearlo pero así no evitarás el olor, ¡en  el horno sí!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada